Inteligencias Múltiples Aplicadas a tu Empresa

¿Es tu Empresa inteligente desde el modelo de

Inteligencias múltiples de Gardner?

Uno de los principales objetivos del acompañamiento empresarial que realizamos desde el ámbito de la psicología del aprendizaje, es facilitar los contextos para que el personal directivo y mandos intermedios puedan continuar aprendiendo y ampliando sus estrategias para mejorar y alcanzar las metas propuesta.
Desde mi experiencia a lo largo de las últimas décadas, me he dado cuenta que los grupos de personas con un fin común, da igual el número de personas que la componen, funcionan como una única persona, como una única inteligencia. Y esto tiene elementos positivos y negativos.

Pueden trasladarse al ámbito de las empresas, desde este punto de vista orgánico, trastornos serios como la esquizofrenia, la depresión o la bipolaridad, algunas situaciones tan solo preocupantes como la ansiedad o bloqueo e incluso puede trasladarse los ámbitos más positivos y fructíferos buenos como la creatividad fructífera, la resolución de problemas positivos, la resiliencia o la superación de retos.

Y es en este punto, desde el punto de vista la psicología del aprendizaje y mi experiencia en el trabajo con equipos humanos, donde aplicamos la teoría de inteligencias múltiples de Gardner como herramienta de diagnóstico de la salud empresarial y como modelo para la resolución de conflictos empresariales.


EL MODELO DE INTELIGENCIAS MÚLTIPLES DE GARDNER
Os defino de manera sencilla y rápida, la inteligencias que componen el modelo actual de Gardner.

  • Inteligencia Lingüística: las personas con esta inteligencia se relacionan muy bien con las palabras, la gramática, los ritmos y las inflexiones. Les gusta escribir, leer, contar y escuchar historias. Memorizan fácilmente. Por ello, necesitan de libros, juegos de palabras, actividades para escuchar, lluvia de ideas, entrevistas y sobre todo dar opiniones. Uno de los aspectos principales a considerar es que tienen facilidad para decir las cosas que quieren transmitir.
  • Inteligencia Interpersonal: quienes tienen más desarrollada esta inteligencia, se destacan por contar con una buena relación con otras personas. Comprenden los estados de ánimo, las emociones ajenas y los comportamientos de la gente y disfrutan trabajar con gente en un objetivo común. Si quieres transmitir a través de esta inteligencia o interactuar con personas que la tienen muy desarrollada, debes enfocarte en incluir interacciones y aprovechar los beneficios del trabajo en equipo. Dentro del equipo son personas muy receptivas a las emociones que provocan en los demás, conociendo muy bien emociones y sentimientos ajenos.
  • Inteligencia Intrapersonal: son muy conscientes de sus capacidades y fallas, son personas muy analíticas. Disfrutan del proceso de reflexión y análisis, de la meditación, seguir sus propias ideas, escribir en bitácoras personales y son mucho más eficaces en tareas en solitario. Necesitan sobre todo trabajo independiente. Son personas que conocen muy bien sus emociones y de todo lo que les afecta, y así mismo si se sienten parte esencial de la empresa, la conocen desde dentro.
  • Inteligencia Kinestésica: la han desarrollado aquellas personas que disfrutan del movimiento, del exterior y poner el cuerpo en la experiencia. Realizan deportes, les gusta encargarse de las actividades extra programáticas, juegos de rol y ser parte total de los proyectos en los que participan. Para mejorar la relación con estas personas es necesario incrementar actividades donde existe el movimiento y las experiencias en primera persona.
  • Inteligencia Lógica: son personas que relacionan los principios de causa-efecto, es decir, cómo una acción puede influir sobre otra; analizan fácilmente procesos de etapas y sistemas, disfrutan trabajar con números, experimentos y cálculos. Las personas con esta inteligencia desarrollada necesitan actividades para fomentar el pensamiento crítico, analítico y el análisis de alternativas en la resolución de conflictos. Tienen facilidad para prevenir efectos futuros.
  • Inteligencia Visual-Espacial: es la inteligencia que permite comprender y percibir los espacios y sus trasformaciones a lo largo del tiempo. Quienes han desarrollado esta faceta tiene facilidad para imaginar y visualizar proyectos futuros con mayor claridad que el resto de personas. Entre sus principales materiales de trabajo se encuentran los vídeos, dibujos, fotos e ilustraciones. En su proceso de aprendizaje suelen utilizar imágenes o ejemplos muy visuales.
  • Inteligencia Musical: se trata de personas con una habilidad especial para reconocer y distinguir sonidos, melodías y ritmos. Por lo general estas personas son muy bulliciosas y disfrutan de cantar o expresarse. Un dato de personas con esta inteligencia desarrollada es que necesitan música para aprender y trabajar a su máximo potencial. Son personas muy analíticas y con alto potencial para separar ideas.
  • Inteligencia Naturalista: se describe como la competencia para percibir las relaciones que existen entre grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos. Su campo de observación más afín es el mundo natural, donde pueden reconocer y utilizar de manera productiva sus habilidades en actividades de caza, ciencias biológicas y conservación de la naturaleza, así como del bien común de las comunidades y los equipos.
  • Inteligencia Existencial: esta inteligencia está muy presente en personas con alta capacidad para plantear fines, metas y utopías. Está muy vinculado a la capacidad para el reconocimiento de los valores más allá de lo meramente mundano, por lo que se asocia a personas con la capacidad de tener valores por los que luchar.

Para comprender del todo este modelo de inteligencia aplica a la Empresa hay que tener presente cómo considera la capacidad de ampliar, mejorar o modificar las inteligencias que cada persona tiene en su modelo. Es decir, que también rompe con las ideas clásicas que teníamos sobre el potencial de mejorar nuestra inteligencia.
Por tanto, debemos considerar:

  • Ninguna persona tiene desarrollada una sola inteligencia, ya que el perfil intelectual de cada persona es un conjunto de porcentajes de cada una de las diferentes inteligencias.
  • Todas las inteligencias pueden desarrollarse por todas las personas, pero el porcentaje de ellas en nuestro perfil está acorde con gustos, estudios de base, aficiones, relaciones personales, experiencias previas, bloqueos, capacidad de aprendizaje, etc.
  • La totalidad de las inteligencias pueden desarrollarse a lo largo de la vida, lo que cambia es el ritmo de cambio y las formas que se utilizan para ello.
  • En la globalidad de las personas, lo relevante es poder desarrollar una combinación ideal de ellas para desarrollar la tarea que nos hace felices como personas y efectivos como empresa.
  • Lo importante no es ser un genio en todas y cada una de las inteligencias.

IDEAS ESENCIALES DE LA APLICACIÓN A LA EMPRESA
Desde el ámbito empresarial, las inteligencias múltiples os permitirán:
Crear los contextos empresariales adecuados para potenciar el nivel de tu equipo.
Entenderás a tu empresa como un ser vivo inteligente, que crecer, cambia y que puede enfermar sanar. Te mantendrá en observación activa y dinámica.
– Te permitirá aprovechar al máximo las capacidades de todas las personas que componen tu empresa. Situando en su lugar más idóneo a cada persona.
– Vivirás cada crisis empresarial como una oportunidad para mejorar algún aspecto, ámbito, persona o departamento concreto.
Valorarás la diversidad como un elemento positivo que ayudará a tu empresa a adaptarse con más rapidez y facilidad a los cambios actuales.

En lo concreto vamos a desgranas aspectos sencillos de cada inteligencia que te harán visualizar este modelo en la práctica de tu empresa.

1. Inteligencia Lingüística
En el ámbito empresa, se encuentra en todas las tareas dedicadas de la atención a clientes bien la atención pre-venta o post-venta, así como en los momentos en los que es necesario transmitir un mensaje claro y rápido de los servicios, siendo claros en la exposición.
Algunos perfiles dentro de la empresa que suelen ser esenciales esta inteligencia son las personas vinculadas a la venta o la atención al público, pero también en los equipos de trabajo como recolectores de información, secretariado, publicistas, etc.
En el personal directivo es esencial en el momento de comunicar los objetivos empresariales sin que se pierdan datos o metas, por ejemplo.
Cuando no existe en la empresa, o no se da de una forma correcta, aparecen los malos entendidos, la perdida de información, los equipos no coincidentes o una mala resolución de las reclamaciones.

2. Inteligencia Interpersonal
Esta inteligencia es primordial en las personas responsable de la dirección de proyectos, en el personal de Recursos humanos, los gestores de equipos, el personal de venta o para la atención a terceros.
En materia de personal directivo es esencial en los momentos dedicados a la mediación, para hacer entenderse a las distintas partes en conflicto o en la comprensión de la situación en la resolución de conflictos interpersonales.
En una empresa en la que esta inteligencia no está del todo trabajada, o no existen personas que las desarrollan, se visualizará por que los equipos de trabajo no terminan de funcionar y los análisis de situación no contemplan las situaciones de las personas. Una mala publicidad es un síntoma de baja inteligencia interpersonal en una empresa.

3. Inteligencia Intrapersonal
La forma de expresarse esta inteligencia dentro del “cerebro” empresarial es en las personas que se dedican al desarrollo de productos, los creativos, los diseñadores, así como todas las personas que realizan trabajos con largos periodos de desarrollo y no de respuesta rápida.
Son las personas que son capaces de efectuar trabajos muy fiales, pero no en un tiempo récord ni acelerado.
En el personal de dirección está presente cuando se es capaz de entender el funcionamiento interno de los equipos, cuando es posible pensar en tareas a largo plazo analizando los factores internos que están dificultando o favoreciendo.
En la empresa puede verse que esta inteligencia no está desarrollada cuando es complicado identificar los actores internos que están provocando malos resultados, o cuando los análisis que se realizan de situación siempre tiene un gran peso los factores externos, con pocas referencias internas. Las empresas que usan correctamente todas las herramientas de gestión de la calidad interna de sus productos, suelen estar asociada a un buen desarrollo de este elemento intelectual.

4. Inteligencia Kinestésica
Puedes visualizar esta inteligencia dentro de tu empresa si te fijas en las personas o equipos que deben viajar con frecuencia, o en las tareas donde el contacto físico con las personas es necesario y el esfuerzo físico personal es imprescindible ya sea en trabajos de carga y descarga, traslados, logística, distribución o similar.
También está presente en las personas responsables de la dirección, si son personas que se implican ellos mismos en el desarrollo de algunas tareas, que deben experimentar en primera persona las consecuencias para entenderlas. Si un feje o jefa de equipo abusa de esta inteligencia retrasa mucho las tomas de decisiones, porque les cuesta mucho trabajo delegar tareas.
En empresas de logística es muy evidente cuando existe o no, pero igual de necesario es empresas dedicadas a la venta de productos, porque de no tenerla suelen errar en la distribución y ubicación de sus mercancías, en una mala publicidad o incluso en haber decidido mal la localización del local frente a sus potenciales clientes. Tenerla facilita las tareas de planificación y hacer un uso excesivo de ella provoca pérdida de eficacia y rapidez de respuesta ente las adaptaciones al mercado.

5. Inteligencia Lógica
Este componente intelectual te permite dentro de la empresa tener personas o equipos a través de los cuales siempre vas a tener respuestas e ideas, pues ante cualquier circunstancia pueden plantear una solución razonable. Además, son necesarios porque encuentran resolución a situaciones que son complejas, ya que subdividen los resultados, pautan y encadenan respuesta para resolver siempre con eficacia y eficiencia.
Dentro de la empresa son ideales para tareas de análisis y resolución de problemas y suelen funcionar muy bien como jefes de equipo, consultores expertos, para tareas que requieren una respuesta rápida y efectiva, son los “bomberos” de la empresa.
Una empresa que ha sabido utilizar esta inteligencia de forma correcta, puedes ver que tiene personas con estas características tanto en puestos de responsabilidad como en “batalla”. Las empresas que la usan bien son capaces medir los riesgos de un proyecto concreto, plasmándolo en tareas concretas, avaluando resultados y tomando decisiones objetivas.

6. Inteligencia Visual-Espacial
Dentro del ámbito de la empresa vas a encontrar a personas con esta inteligencia principal ya sea en puestos de creatividad, jefes de equipo y directores de proyectos. Son personas que te permiten idear y asegurarte que la idea concebida se desarrolla tal y como se ha diseñado.
Dentro de tu empresa debes tenerlos en puestos de gestión donde la fiabilidad del trabajo final debe estará asegurado, son ideales para sistemas de gestión de la calidad del producto, controladores, diseñadores de fases y en áreas de comunicación externa entre otros.
Si te faltan lo sabrás porque nunca consigues que las cosas que se han planificado salgan de la misma manera que se han ideado, por muchas estrategias de visión compartida que hayas realizado.

7. Inteligencia Musical
En la empresa es esencial no carecer de este ámbito intelectual ya que es necesario si tu actividad se desarrolla en ambientes muy bulliciosos, como fábricas o en trabajos donde debe discriminarse elementos esenciales entre muchos otros, ya que la habilidad de discriminación auditiva es trasladable a lo concreto en lectura, pintura, fotografía, tacto, etc.
Entre tu personal lo encontrarás en las personas que se dedican a la comunicación externa, la búsqueda de recursos, la publicidad, la búsqueda de clientes objetivos o en la atención a la satisfacción del cliente.
Puestos como análisis de problemas o identificadores de problemas son muy prácticos, así como en gestión de maquinaria para localizar problemas solo por el ruido de funcionamiento correcto o incorrecto.
Es una inteligencia esencial en el personal directivo, porque es precisamente quien debe estar más atento a la discriminación del producto final de tu empresa, localizando lo que es correcto o incorrecto en cualquier actividad.

8. Inteligencia Naturalista
Este factor intelectual es imprescindible en las empresas y equipos que realizan trabajos en el exterior, en espacios abiertos, ya sea servicios turísticos, viajes, museos o todo lo que tenga relación con el entorno en el que se desarrollan los negocios.
Pero son muy prácticos también en la creación de equipos de trabajos efectivos y de climas sanos de trabajo.
En puestos de recursos humanos, gestión de equipos, como desarrolladores del potencial humano de la empresa son muy productivos.

9. Inteligencia existencial
Esta inteligencia dentro de la empresa es imprescindible y útil en todos los puestos, desde el primer componente hasta el último de la empresa, pues es el que provoca la visión compartida del negocio y la que fija de manera unida el objetivo empresarial.
En los puestos de dirección y alta dirección sino existe es urgente trabajarla, pues es donde está en juego los valores empresariales.
Las empresas que tienen muy desarrollada esta inteligencia son aquellas que han sido capaces de motivar y unir a todo el personal, en otras se ve cuando implementan, desde el convencimiento, su responsabilidad social corporativa o analizando la satisfacción del cliente porque de ello aprenden para seguir mejorando.


Ya sabes algo más sobre la Inteligencia de tu empresa y como funciona su “cerebro”. Si tienes problemas de gestión empresarial y ya no sabes cómo resolverlo no dudes en consultar.

Javier Medina – Aprendiendo a pensar
CEO y fundador de Handudy®