Mi nombre es Javier Medina Romero
Te saludo con todas mis emociones.

Soy una persona sencilla y que ama la vida.
Mi experiencia vital y mi formación – que continúo sumando – me han hecho ver la vida y la atención psicológica desde una visión humana, múltiple, creativa, emocional y centrada en encontrar razones para vivirla con felicidad y amor pleno.
Desde que tenía 12 años descubrí que me hacía muy feliz servir de apoyo a los demás, lo que se ha ido traduciendo en una profesión y un estilo muy personal y cercano, marcado por el trabajo emocional de nuestras conductas y nuestros pensamientos.

Me considero un buscador, pues soy una persona que continúa en construcción. Gracias al encuentro y apoyo a centenares de personas a lo largo de todos estos años como profesional de la psicopedagogía, y a mi propio camino (no siempre recto), he descubierto el verdadero poder de cambio que tiene el amor: el propio, hacia los demás y a todo lo que nos rodea.

Por mi recorrido vital creo en el infinito potencial que poseen las personas gracias al amor.


Como profesional de las emociones sustento mi acompañamiento en 8 principios

El poder de cambio que tiene el desarrollo creativo
La capacidad de aprender a lo largo de toda la vida
Conocimiento y gestión emocional, poder psicológico
Dejarnos fluir en el ahora, el poder de la meditación
La inteligencia con una visión múltiple y cambiante
Los grupos humanos como una mente única.
Lo que nos decimos nos transforma o destruye
Psicología humanista y sistémica

OCHO CURIOSIDADES SOBRE MI

Disfruto con las personas. Tengo como principio amar a toda persona, sin importar su situación personal o profesional.

Busco lo simple y lo sencillo, en especial cuando organizo algo. Me gusta tener todo a la mano y por eso escribo o dibujo todo lo que imagino o se me ocurre.

Innovo con creatividad y combino con herramientas que ya funcionan. Ya sea un lápiz y un papel o una Tableta digital, todo me sirve para hacer visible lo escondido de la vida de cada persona y de la mía.

Me gusta conocerme. De cada persona a la que acompaño aprendo cosas de mí mismo, por que en las relaciones siempre e pongo de forma completa, aunque sea en el ámbito profesional.

Medito. Antes de levantarme, cuando termina el día o mientras corro. La meditación me hace conectar con el momento presente.

Me gusta cuidar el templo de mi cuerpo. Hago deporte y cuido mi alimentación por que si no soy capaz de cuidarme no seré capaz de cuidar a los otros.

Tengo grandes ideas en la ducha. El agua me ayuda a liberar todas las cadenas que atan mi mente, mi cabeza fluye con el agua cada día.

Tengo un alto nivel creativo. Ya sea una idea, una herramienta, una terapia, un problema, una empresa o un mueble, mi persona nunca deja de crear cosas.


¿POR QUÉ LAS EMOCIONES?

Toda mi infancia y adolescencia me hicieron pensar que era un impulsivo y descontrolado, de lágrima fácil y demasiado emotivo; con los años de trabajo en emociones descubrí que la realidad emocional depende de cómo la juzgues.

En todos los ámbitos de estudio profesional en lo que me moví durante años me hicieron aprender etiquetas y relaciones de causa-efecto. Con los años de trabajo emocional cercano a las personas, me he encontrado con universos complejos y únicos, todos ellos dignos de entender.

Cuando comencé a trabajar como psicopedagogo las instituciones me pedían que mantuviera las emociones fuera de la profesión; sin embargo en todos los años de trabajo con personas las emociones que sienten han estado siempre en nuestras sesiones.

En el mundo en el que nos movemos hoy aún escuchamos lo importante de ser fuertes y superar las emociones; cuando más trabajo en el desarrollo emocional más descubro que la fortaleza emocional nace desde la aceptación de estas.

Siempre nos han pedido que pensemos las cosas antes de tomar decisiones, que miremos y analicemos todos los aspectos posibles; cuanto más acompaño a personas en procesos vitales más me reafirmo en la importancia de sentir las decisiones.

Nos han hecho creer que las emociones son confusas, complicadas y molestas para la vida; sin embargo cuantas más vidas distintas acompaño más descubro que las emociones son hermosas, lógicas e inevitables.

CONTRATACIÓN PARA CURSOS O CONFERENCIAS
Si tienes interés en contactarme, por favor, rellena el formulario y añade en el mensaje lo siguiente:
Temáticas, fecha prevista de la conferencia y lugar, número de participantes y su perfil personal/profesional.
¡Muchas gracias!

Leave this field blank