OPOSICIONES Y EMOCIONES

Oposiciones de 36.154 andaluces a maestro de Infantil y Primaria. ALEJANDRO RUESGA

OPOSICIONES. TU PROCESO Y SUS CONSECUENCIAS EMOCIONALES

Plantearse sacar una oposición es un arduo proceso, no solo de estudio, sino también de un cambio en las condiciones vitales y en los hábitos de vida, de la persona que oposita y de quienes están más cercanos. Está claro que es un tiempo, bastante largo según la opción, que requiere grandes esfuerzos, dedicación plena y fuertes dosis de compromiso. Además, son periodos de tiempo donde se puede vivir mucho estrés y en los que se pone a prueba nuestra fortaleza personal, no solo nuestra capacidad de estudio.

Tomar la decisión de preparar una oposición no es tarea sencilla y, aunque parezca mentira, no debe estar marcada únicamente por la necesidad de un trabajo estable, debe haber elementos vocacionales que hagan sustentar todo el tiempo, el esfuerzo y la inseguridad que genera conseguir una plaza.

Si ya has iniciado un proceso de preparación de una oposición o lo has hecho alguna vez, sabes que una decisión así implica una gran cantidad de tiempo, actividades de estudio amplias, dosis de planificación, pensar sobre el futuro, dudar sobre la decisión tomada, por lo que es necesario, entre otras cosas, valorar los pros y contras de dicho proceso.

El apoyo familiar y del entorno, un respaldo económico, la disponibilidad de tiempo, la presencia de un espacio adecuado para el estudio o la capacidad de organización y dedicación son algunas de las variables más influyentes en la decisión de iniciar este proceso de preparación.

Pero mucho más necesario es conocer y gestionar las emociones personales, tener hábitos saludables, no perder la motivación y tener una mente centrada, ya que sin ello se hace imposible un buen estudio y una salud psicológica.


CONSECUENCIAS EMOCIONALES

A. Incertidumbre del resultado, como casi todo en la vida nunca sabemos dónde vamos a terminar los caminos que comenzamos, pero en el proceso de preparación e oposiciones, lo olvidamos con demasiada frecuencia, pues es tal el gran volumen de esfuerzo que requieren, que no queremos pensar en la posibilidad de No sacarlas. Y sí, hay que plantearse esa opción, sin que nos obsesione, pero contemplándola, para estar emocional y sentimentalmente preparadas, tener ideas alternativas o aprender para volver a intentarlo.

B. Descenso o desaparición del tiempo de Ocio y tiempo libre, como dedicas toda tu vida a la oposición te olvidas que necesitas tiempo para revisiones médicas, para buscar/fotocopias apuntes, ganar algo de dinero para tus gastos cotidianos (apuntes, vamos), arreglar cosas de la casa, etc. Pero también necesitas tiempo para que tus neuronas hagan el trabajo de recordad (que se hace en el descanso), que necesitas sentirte una persona plena y que es esencial dedicarte tiempo para tu estabilidad emocional/psicológica (en ocasiones con apoyo experto)

Es esencial una buena organización, y eso lo sabes hacer muy bien con los temas para estudiar, hazlo también con el tiempo. Pon horarios claros y cúmplelos, pero también para el tiempo de ocio y libre.

C. Pérdida de hábitos saludables, sí, porque te olvidas que estar tantas horas al día sentada estudiando con luz artificial, comiendo deprisa y con altos niveles de estrés, es tu vida durante meses/años, y eso no es sano, estropea tu salud. Veras como la piel pierde color, y tus músculos flexibilidad y fuerza y que tus intestinos no funcionan del todo perfectos.

Pues, aunque suene un típico, debes hacer ejercicio físico, al menos 3 veces en semana y de intensidad, las endorfinas ayudan a libera toxinas y al buen funcionamiento del cerebro (ese aliado en las oposiciones). Cuida la alimentación y si no sabes cómo, ve aun profesional que te recomiende dietas para opositores, que las hay.

D. Peligro de caer en el aislamiento social, pues claro, ya que tu ritmo de vida no coincide con el de ninguna otra persona, bueno sí, con quienes están con tus mismos objetivos. Lo habitual es que además tengas conflictos con amistades que antes te escuchaban y estaban cercanos y ahora crees que no, porque realmente quién no ha preparado nunca una oposición le resulta complejo saber el esfuerzo personal que supone. Pero, eso no justifica tu mal humor, ya sea por estrés, saturación, cansancio o simple necesidad de discutir con alguien que no sea un libro o tu preparador.

Es importante que no olvides los objetivos personales que te trajeron a preparate una oposición, en especial en las centenas de veces que tengas que rechazar invitaciones a ir de fiesta, o ante los intentos de chantaje emocionales de tus amistades más queridas…pero si es tu interior sientes que vas a estallar y que estas al 99% de tu capacidad emotiva…antes de estallar, te recomiendo que te des el placer de un pequeño descanso, al menos una vez cada dos meses, y que mejor que con la gente que más te quiere. Sentirse bien es imprescindible en este objetivo de vida.

E. Te encontrarás odiando, a otras personas que opositan a lo mismo que tú, y que los verás claramente como competidores, que te van a quitar tu sueño, que tienes que ser mejor que ellas. Acepta esos sentimientos, no intentes reprimirlos y esconderlos para ti y simplemente hazte el planteamiento que esas mismas personas pueden ser futuros compañeros/as de trabajo, que están en la misma lucha vocacional que tú y que quién juzga vuestros exámenes no sois vosotros.

F. Te surgirán oportunidades laborales, tendrás miles de dudas por que no sabrás que hacer. La ley de Murphy dice que si pones todo tu empeño en un proyecto profesional de futuro y te lanzas y lo tienes claro, si existe la posibilidad que te llamen para un trabajo que estabas buscando meses antes…te llamarán.

Te recomiendo que tengas claro por qué te has puesto a estudiar las oposiciones, que tengas por escrito, de forma clara y sencilla, las razones de fondo. Que lo expongas en un mural o cartel y que lo repases con cierta frecuencia incluso modificándolas o completándolas si fuera necesario. Es la única forma de poder decidir en estas situaciones, decidas lo que decidas, si eres coherente con tus objetivos de visda y profesionales, será una decisión correcta.

G. Sufrirás emocionalmente y psíquicamente, porque es una de las pruebas vitales más duras. Te encontrarás dudando de ti misma, de tus propias posibilidades, de tu inteligencia, de tu fuerza de voluntad, de tu capacidad de estudio, de tus amistades y junto a todo ello te sentirás de una forma constante y muy fuerte en soledad, sobrepasada, agobiada, bloqueada, desanimada, eufórica, tensionada, vivirás en un ciclón emocional constante con grandes subidas y bajadas emocionales.

Mi recomendación, ve de la mano de un profesional, que te acompañe de forma periódica, ya sean oposiciones largar o cortas.

¿QUÉ TE VA A PASAR DESPUÉS?

Debes considerar que, saques o no tu plaza, tendrás consecuencias emocionales. En el caso de haber alcanzado el objetivo, el bajón corporal, emocional y psicológico, puede ser muy fuerte. Pero, si has hecho los deberes previos que te he recomendado, habrás preparado un colchón en el que caer y todo será más suave y retomarás nuevos objetivos de forma rápida, porque será continuar desarrollando tu vocación.

Si finalizas el proceso y no has obtenido plaza, las dudas de que hacer serán grandes, y aún mayores si no es la primera vez que las preparas.

El primer paso se centra en intentar gestionar la ansiedad y el resto de estados emocionales resultantes de manera adecuada. Como objetivo está el alejarse de los pensamientos catastrofistas y el sentimiento de fracaso.

El segundo paso es valorar, lo más objetivamente posible, el proceso de preparación realizado y el resultado obtenido. Asimismo, valora las razones por las que no has alcanzado el objetivo, así como las posibles mejoras que puedes aplicar durante el próximo periodo de preparación.

No obstante, existen casos en los que las consecuencias emocionales derivadas de estos intentos fallidos pueden dar lugar a la pérdida de auto-confianza sobre las propias capacidades, bajo sentimiento de valía o autoestima, autocrítica desmesurada, pérdida de ilusión, tristeza y depresión, que, si no se acompaña bien con profesionales, pueden llevarte al abandono de ese objetivo profesional.

Tus estados emocionales depresores influyen sobre la capacidad para analizar de forma objetiva el proceso anterior. Ante este tipo de situaciones, es necesario tener en cuenta la posibilidad de alejarse, de forma temporal, de este proceso, instaurar hábitos saludables, retomar actividades lúdicas y, en última instancia, acudir a un especialista para poder abordar este tipo de problemáticas.

Preparar una oposición genera una situación personal que desde el punto de vista emocional es muy complejo, muy parecido al de la perdida y que necesita de mucho trabajo personal y un gran esfuerzo de clarificar objetivos vitales, motivaciones y persistencia.

Tus estados emocionales juegan un papel decisivo en la experiencia de preparación, así como en el desempeño de la oposición, no te abandones emocionalmente.

Como decía Elbert Hubbard, “Un poco más de persistencia, un poco más de esfuerzo, y lo que parecía irremediablemente un fracaso puede convertirse en un éxito glorioso”.



Javier Medina – Director de Handudy
Psicopedagogo.


Te dejo algunos artículos publicados de referencia, para que sigas profundizando:

Camacho, M. Opositar (2015): ¿Cómo puede afectar en el plano psicológico?.
Recuperado el 23 de octubre de 2019 de la web: http://www.psicomaster.es/opositar-como-puede-afectar-en-el-plano-psicologico/

Capacés, B. (2008). La aventura de preparar oposiciones. Ser opositor y no morir en el intento.
Recuperado el 23 de octubre de 2019 de la web: http://www.opositor.com/la-aventura-de-preparar-oposiciones-ser-opositor-y-no-morir-en-el-intento/3562

Llopis, B. y Damián, M. (2005). La higiene mental y las oposiciones. Ars Medica. Revista de Humanidades; Vol. 4, pp. 268-289.
Recuperado el 23 de octubre de 2019 de la web: http://www.dendramedica.es/revista/v4n2/La_higiene_mental_y_las_oposiciones.pdf

Otrodiariodeunaopositora.blogspot.com. (2009). Consecuencias de estudiar una oposición y cómo evitarlas.
Recuperado el 23 de octubre de 2019 de la web: http://otrodiariodeunaopositora.blogspot.com.es/2009/12/consecuencias-de-estudiar-una-oposicion.html

Sentidosysinsensentidos.blogspot.com. (2015). Consecuencias de estudiar una oposición.
Recuperado el 23 de octubre de 2019 de la web: https://sentidosysinsensentidos.blogspot.com.es/2015/05/consecuencias-de-estudiar-una-oposicion.html